Contra los ácaros, operación ‘cama sana’

La higiene de sábanas y almohadas combate potenciales agentes alérgenos.La higiene de un espacio como es la cama, en la que pasamos un tercio de nuestra vida, es muy, pero que muy importante. Y no siempre somos conscientes de hasta qué punto. Nuestras almonadas y sábanas son un hábitat en el que pueden convivir multitud de ácaros, bacterias y hongos. Imperceptibles a nuestros ojos y, sin embargo, tan dañinos para nuestra salud, pueden provocarnos alergias y malestar que podemos evitar con una higiene adecuada.

Son varias las recomedaciones que podemos leer en páginas especializadas, como la de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).

Os destacamos las siguientes:

  • Una limpieza y secado a altas temperaturas son clave a la hora de combatir agentes alérgenos. Las sábanas conviene lavarlas semanalmente a temperatura de 60ºC. Esto, combinado con la aspiración periódica de la habitación y de la almohada, reducirá la carga de artrópodos microscópicos.
En las lavadoras y secadoras Electrolux puedes seleccionar la temperatura que desees.

En las lavadoras y secadoras Electrolux puedes seleccionar la temperatura que desees.

 

  • Si tus peques duermen con juguetes de felpa, recuerda seguir las mismas indicaciones de limpieza y secado, ya que pueden ser una potencial fuente de acumulación de ácaros de polvo doméstico. Sacudirlos no es lo más recomendable, ya que las partículas flotan y el agente alérgeno seguirá presente en el ambiente. Si no se opta por la limpieza, los peluches deben ser aspirados.
Muchos/as clientes/as de nuestras lavanderías ya confían en nosotros para la puesta a punto de los peluches de los peques de la casa.

Muchos/as clientes/as de nuestras lavanderías ya confían en nosotros para la puesta a punto de los peluches de los peques de la casa.

 

  • También la ventilación de la habitación servirá para reducir la concentración de humedad, el ambiente más propicio para la proliferación de los ácaros y los hongos. Ayudará a reducir la comunidad de artrópodos y bacterias del ambiente, aunque no aquellos que estén ya adheridos a los textiles. Por tanto, esta solución, por sí sola, no es el fin de la operación ‘cama sana’.

ali-inay-9851

 

  • Si es posible, exponer el colchón y la almohada a los rayos directos del sol, ya que disminuyen los ácaros, que prefieren los sitios oscuros y alejados de la luz. Conviene, pues, que la habitación sea luminosa, soleada y bien ventilada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>